viernes, 22 de junio de 2018

UNA HISTORIA DE PERROS Y PISCINAS







Llega el verano y con él viene el calor, lo que provoca unas ganas enormes de un chapuzón que nos refresque “cuerpo y alma”. Los más afortunados podrán acercarse a una playa cercana, a algún río/pantano próximo o tendrán piscina propia, para el resto de personas con mascota por desgracia aun son pocas las piscinas que admiten mascotas pero empieza a haber un goteo de ellas donde se permite la entrada, vayamos donde vayamos a bañarnos con nuestro perro debemos seguir unos fáciles consejos para evitar que el día acabe en un susto.

El primero y mas importante es la seguridad, debemos solo ir a piscinas o lugares donde el animal pueda salir andando, recordar que nuestro animal no puede agarrarse a nada por lo que bordes del lugar de baño son una trampa mortal para ellos, habiendo que colocar escaleras, rampas… por las que puedas ascender, sobretodo esto es importante en estanques privados donde el perro puede llegar al agua sin estar nosotros presentes.

También tenemos que pensar en la protección solar, sobretodo para animales tuyo pelaje ha sido modificado en peluquerías o tienen alguna enfermedad por la que la densidad es menor, puesto que estarían expuestos a la luz ultravioleta debiendo como mínimo proteger la piel con protectores solares específicos que van entrando en el mercado habitual de mascotas.

Tras tener la infraestructura adecuada debemos pensar en algunas otras cosas, como que el agua sea adecuada, sobretodo si añadimos compuestos como el cloro para higienizarla pues la piel del perro es distinta a la del humano, por lo que debemos consultar la tolerancia y dilución del químico con nuestro suministrador de productos para la piscina. Del mismo modo evitaremos aguas demasiado sucias o estancadas cuya escasa salubridad puede llegar a dar problemas serios.


Durante el baño no premiar al animal con nada que no sean buenas palabras, si es la primera vez que entra al agua no debemos acariciarle ni cogerle, eso le generará incertidumbre y miedo, los perros por instinto tienen la capacidad de saben nadar, pero hay algunos que de mover las patas a realmente nadar llevan un trecho, por lo que primero es vigilar efectivamente sea autónomo dentro del agua y después no tenemos que forzar ese instinto complicándoles nosotros la actuación. Tampoco se deberán dar premios comestibles, pues el intentar comer a la vez que nada puede dificultar la deglución, además que debemos respetar también las humanamente conocidas como “horas de digestión” para evitar acalambramientos o dolores digestivos.

Tras acabar el baño si este ha sido en piscina clorada debemos al igual que nosotros quitarnos el agente químico mediante un aclarado de agua dulce para evitar problemas dérmicos, lo mismo si ha sido en pantanos o incluso playas donde entre chapuzones el animal al retozar se llene de tierra, arena... De la misma forma debe ser secado, bien de forma natural al sol con las precauciones antes mencionadas o con toallas, secadores de pelo… para evitar malos olores, crecimientos de bacterias u hongos y sobretodo evitar que el animal entre o permanezca mojado en lugares fríos o con diferencia térmica considerable como puede ser una casa o coche con aire acondicionado.

Por último aunque no menos importante también tenemos que prestar especial atención a los oídos, una de las causas mas comunes de otitis es que permanezca en el conducto agua sucia proveniente de baños, para ello debemos al acabar el chapuzón usar limpiadores óticos que vacíen el canal auditivo de los restos que hayan podido entrar y acabar por secar la zona del pabellón con toalla o papel seco, estando totalmente desaconsejado el uso de bastoncillos.


Siga estos fáciles consejos y así solo tendrá que preocuparse de pasar un excelente día en compañía de su mascota.




Para mas información pregunta a tu veterinario
Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com

sábado, 9 de junio de 2018

PROBLEMAS PERIANALES



Más propios del perro que del gato, aunque no son descartables del todo en la especie felina, el dueño experimentado en estos asuntos ya advierte que cuando su amigo se mira, intenta mitigar molestias en la retaguardia con el hocico e incluso arrastra el trasero por el suelo como si se desplazara en un trineo por la nieve, es que algo muy molesto le ronda por las zonas que circundan el esfínter anal.

 Y tiene toda la razón

Parece ser un conocimiento común en el acervo popular el de que cuando un perro arrastra el culillo por el césped o por el asfalto es que tiene lombrices intestinales, sin posibilidad ni margen para el error.

Pues bien, aunque en el caso de que el animal tenga lombrices es posible que en algunas ocasiones éste padezca prurito anal y como consecuencia de ello intente paliarlo con el rascado contra el suelo;  no es menos cierto que cuando este síntoma se presenta son más las veces en que es expresión de otros asuntos que afectan a tan delicada zona anatómica.

Inflamaciones de las glándulas perianales, por diversas causas que esbozaremos; o bien dolores en el diafragma pélvico que son origen de las temidas hernias perineales (no tan proclives a ocasionar esta picazón que hemos descrito en el perro, sino en este último caso  abultamientos característicos bajo el nacimiento del rabo de nuestro animal).

Las inflamaciones de la glándula perianal pueden ser ocasionadas por impactaciones o llenado excesivo de la misma con el líquido que periódícamente debe ser vaciado en el acto de la defecación. Un líquido de fuerte y desagradable olor que sirve tanto para ahuyentar enemigos como para dotar del aroma característico de cada individuo a las heces. Es el olor individual que averiguan los perros cuando al conocerse entre ellos olfatean en el ano del congénere.

Hay dos glándulas o bolsitas bajo la piel del ano de los perros, una a cada lado y muchos dueños ya saben que a veces pican y llegan a ocasionar por infección incluso fístulas u orificios que drenan esa especie de pus que de otra forma no puede ser evacuado.

También pueden enfermar estas glándulas por defectos en el sistema inmunitario, característico de razas o cruces del Pastor Alemán como raza más perjudicada aunque no en exclusiva, lo que da lugar a la Forunculosis perianal. Es una versión gigantesca de la fistulización del periano, con grandes fisuras que requieren tratamiento crónico.

Otro asunto bien diferente son los defectos en la musculatura que circunda el ano que con la edad de nuestros amigos se van deteriorando, sobre todo si son machos ya que parece ser que son problemas conectados con los andrógenos y que producen las Hernias perianales.

Son abultamientos que se producen al abrirse esta musculatura y dejar pasar a su través alguna porción de vísceras como puedan ser la vejiga urinaria o asa intestinal, e incluso la próstata.

Este es un problema mayor que en casi todos los casos requiere cirugía reparadora

Piensen que cuando un animal se rasca o se “mira” la parte posterior de su cuerpo no siempre nos quiere decir que lo desparasitemos.

Desparasitar a nuestro animal con vermífugos es otra medida que no debemos descuidar.


Para mas información pregunta a tu veterinario
Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com

viernes, 9 de marzo de 2018

MI PERRO ORINA SANGRE



Un motivo de consulta muy frecuente en la clínica de pequeños animales es la presencia de sangre en la orina, lo que conocemos como hematuria.

No existe una única causa que esté detrás, ya que este es un síntoma frecuente de unas cuantas dolencias muy diferentes entre sí.

Si tu perro orina con sangre, es importante determinar, cuándo se observa la sangre, es decir, en qué momento de la micción aparece la hematuria del perro. 

Esto es importante porque dependiendo de esta circunstancia podemos intuir donde se está produciendo la hemorragia. Por ejemplo, si solo está coloreada la primera parte de la orina y después se aclara, probablemente su origen estará en la uretra posterior, en la próstata, en la vagina o en el pene. En cambio, si el color rojizo aparece al final de la micción nos alertará de un problema en la vejiga, y si la orina está coloreada de principio a fin de la micción, su origen estará en la vejiga, los uréteres o los riñones.

También debemos considerar que esa coloración rojiza de la orina no sea hematuria, sino que se deba a otra causa, lo que se conoce como hematuria falsa. Esto quiere decir que la orina se tiñe de rojo o rojizo no por sangre, sino por un medicamento, alimentos o pigmentos.  Parece que el perro orina sangre cuando realmente el cambio de coloración de la micción no es una hematuria.

A veces puedes observar que tu perro orina sangre después de hacer ejercicio o correr mucho. Esto no es sangre tampoco. Es una reacción fisiológica que te indica que los músculos y el cuerpo del perro han sobrepasado su límite de resistencia, y lo estás forzando demasiado. Esta afección desaparece sola al cabo de pocos días, pero es importante que tomes nota para no forzar tanto a tu perro a la hora de ejercitarse.

CAUSAS

La presencia de sangre en la orina suele indicar sangrado en el tracto urinario, que puede ser debido a enfermedades inflamatorias, enfermedades infecciosas o parasitarias, traumatismos, cálculos, tumores, malformaciones y quistes o infartos renales.

Sin embargo también puede deberse a enfermedades del sistema reproductor como sangrado vaginal o uterino en hembras, o problemas prostáticos en machos.

Algunos medicamentos, como los usados en quimioterapias, pueden provocar un sangrado urinario, y también observamos hematuria en casos de problemas de coagulación, golpes de calor, enfermedades transmitidas por garrapatas y algunas intoxicaciones.

DIAGNOSTICO

En el caso de que nuestro perro orine sangre debemos acudir a nuestro veterinario lo antes posible. No todas las causas que provocan hematuria son urgencias, pero todas deben ser investigadas lo antes posible.

Si es posible debemos llevar al veterinario una muestra de orina, y nunca debemos tratar al animal sin consultar antes, ni siquiera con remedios caseros.

Nuestro veterinario realizará al animal un examen físico completo que puede incluir palpación rectal de la próstata y sondaje uretral. Nos pedirá información detallada sobre la alimentación, medicaciones que pudiera estar tomando, acceso a tóxicos, traumatismos previos, etc.

Nos realizará un análisis de orina, y en muchas ocasiones también análisis de sangre. En algunos casos también puede ser necesario realizar radiografías y ecografías para confirmar el diagnóstico. La vaginoscopia en hembras o la cistoscopia en machos descartarán tumores y problemas en el tracto urinario bajo.

TRATAMIENTO 

Según la enfermedad se implantará un tratamiento u otro. En caso de infecciones trataremos con antibióticos, antiinflamatorios y analgésicos. Si hay cálculos puede ser necesario extraerlos quirúrgicamente e implantar una dieta específica para disolverlos y evitar su recurrencia. En el caso de tumores, se realizará cirugía cuando ésta sea posible y se implantará una quimioterapia.

En caso de haber grandes pérdidas de sangre, el animal puede requerir una transfusión de sangre; para coagulopatías utilizaremos anticoagulantes o transfusiones de plasma.

Como veis, es muy importante llegar a saber cuál es la causa de la hematuria para poder implantar el tratamiento más adecuado en cada caso.


Para mas información pregunta a tu veterinario


Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com

jueves, 22 de febrero de 2018

HIDATIDOSIS: EL PORQUÉ HAY QUE DESPARASITAR A NUESTRA MASCOTA CADA 3 MESES.



En el artículo de esta semana vamos a explicaros la razón por la que los propietarios de perros y gatos  debéis de dar una pastillita cada 3 meses a vuestro querido animal, y esta no es otra que un parásito que puede afectar gravemente al hombre: el Equinococus granulosus.

Cierto es que son muchos los parásitos internos que afectan a nuestras mascotas y gracias a las pastillas antiparasitarias trimestrales conseguimos tenerlos protegidos, pero en lo que respecta al parasito E. granulosus la importancia es vital, sobre todo para nosotros ya que una hidatidosis, que es como se llama a la enfermedad que provoca este parásito puede resultar muy grave y en ocasiones mortal para el hombre.

El Equinococus granulosus, es un cestodo, es decir un gusano plano,  cuyo ciclo biológico se desarrolla en dos animales diferentes, llamados  hospedador intermediario y hospedador definitivo.

En el caso que nos afecta para este artículo, los hospedadores definitivos  serán nuestras mascotas, los perros y los gatos, en ellos el parasito se aloja en el aparato digestivo, adhiriéndose en las mucosa intestinal siendo el E. granulosus completamente inocuo.
El problema lo tenemos nosotros, que somos uno de los  hospedadores intermediarios,  donde el E. granulosus  forma vesículas que contiene las larvas de este parasito y gran cantidad de líquido en órganos vitales (pulmones hígado y cerebro).

La pasarasitación por parte del hospedador definitivo tiene lugar al ingerir las vesículas que se encuentras en los órganos de un hospedador intermediario como puede ser por ejemplo un ratón o una oveja.
En el hospedador definitivo,  las larvas que se encontraban en los quistes se desarrollan y dan lugar a los individuos adultos de E. granulosus  que se reproducen y dan lugar a huevos que el perro o el gato en cuestión, eliminará por las heces.

Los hospedadores intermediarios (el hombre, rumiantes y cerdos entre muchos otros) se infectan al ingerir los huevos que el hospedador definitivo ha eliminado por las heces y que han podido contaminar el agua, pastos cultivos, etc.

Una vez que el hospedador intermediario, ingiere los huevos del parasito las larvas eclosionan de los mismos, atraviesan la mucosa intestinal y van por el torrente sanguíneo a los órganos diana donde formara las vesículas anteriormente citadas. Causando en estos órganos graves alteraciones.

¡En medicina humana se han llegado a ver quistes hidatídicos de unos 20 cm de diámetro!



Con todo lo explicado anteriormente, queda claro la importancia de la desparasitación interna a todas las mascotas. La frecuencia puede ir variando en función del criterio del veterinario, ya que no es lo mismo un perro o gato que vive en contacto con ganado o con fauna salvaje, que una mascota que vive en una ciudad y sus propietarios no lo sacan a pasear a zonas de riesgo.

El principio activo que se utiliza para eliminar el E. granulosus de nuestras mascotas es el prazicuantel.

En animales con riesgo alto, es decir animales que viven en los pueblos donde pueda haber explotaciones ganaderas o animales que puedan actuar como hospedadores definitivos (recordad que los ratones lo son) y nuestras mascotas puedan acceder a ellos seria conveniente desparasitarlos cada mes y medio.

En mascotas que tengan un riesgo bajo de parasitosis deben ser desparasitados cada cambio estacional, es decir cada 3 meses.

No esta de más, que una vez al año hagamos un análisis coprológico  a nuestra mascota, pues es el método más fiable para saber si puede o no estar parasitado y actuar así en consecuencia.

Hasta hace unos años, existió una campaña sanitaria  por parte de la DGA para prevenir la hidatidosis gracias a la cual se repartían en las zonas veterinarias pastillas de prazicuantel de forma gratuita a los propietarios de lo perros censados. Esto hace pensar la importancia que ha tenido y tiene esta enfermedad en la salud humana.


Hay que ser conscientes y tener a nuestros animales bien desparasitados, ya que de ello depende nuestra salud y  la de quienes nos rodean.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com

sábado, 10 de febrero de 2018

ANIMALES DE COMBATE




El ser humano no solo hemos utilizado a los animales domésticos como ayuda en nuestro día a día, también en ocasiones les hemos utilizado como forma de atacarnos los unos a los otros, es este el tema que nos ocupa hoy, cuando la razón se oscurece y las armas toman el lugar de las palabras también nuestras mascotas, sobretodo los perros, son utilizadas en combate y no precisamente para ayudarnos los unos a los otros..

De esta forma se estima que casi 300.000 perros fueron utilizados en la segunda guerra mundial, de ellos prácticamente 2/3 lo hicieron en las filas alemanas, fueron adiestrados en distintas especialidades entre las que podemos destacar:


Perro caza tanques: utilizados por el bando soviético en los primeros meses de la guerra. Fueron adiestrados para portar una carga explosiva en su espalda e introducirse debajo de los tanques en marcha provocando la activación de ella. Fueron un éxito rotundo al principio pero el caos de la lucha cuando el conflicto avanzó los hizo un arma incontrolable, causando las mismas bajas en el enemigo que entre los tanques propios.

Vigilancia: acompañaban a las tropas de ronda en los distintos puntos de control o campos de vigilancia siendo extremadamente útiles en la detección de posibles infiltraciones de los ejércitos contrarios o en intentos de fuga de campos de prisiones, concentración.. Llevaban a cabo su labor de forma muy estricta estando entrenados para intimidar y detectar sin atacar a personas inmóviles pero eran muy fieros si la persona intentaba huir o agredir.

Misiones de humanización: muchos hombres en combate sufrían fuertes episodios de estrés como consecuencia del fragor de la batalla y situaciones que debían ver. Ante esto fueron adoptados por las unidades multitud de perros a modo de mascota colectiva que daba ese cariño y sosiego a los cuerpos deshumanizados por el horror del combate, siendo claves para la disminución de las bajas psicológicas entre la tropa.

Paracaidistas: acompañaban a las tropas aerotransportadas detrás de las líneas enemigas en misiones de comando. Les ayudaban a volver a sus bases de origen así como a detectar y eludir los encuentras con tropas enemigas.

Sanitarios: acompañaba a su guía en la zona donde había un combate zigzagueando entre los hombres caídos para localizar a los heridos supervivientes. Señalar que no siempre se ejercía cuando se acordaba una tregua entre las partes o cuando la batalla había finalizado sino que también cumplían su cometido bajo el fuego enemigo cuando el mando propio así lo consideraba oportuno.

Misiones de comunicación: efectuaban el tendido de cable telefónico entre las distintas unidades y el puesto de mando. La importancia durante el combate de incomunicar las diferentes partes del ejercito hizo de su labor una prioridad absoluta por lo que recibían una hostilidad enemiga elevada que provocaba numerosas bajas.

–Detección de explosivos: en un principio las minas anti persona y antitanque empleadas fueron de metal, pero al final evolucionaron sin partes metálicas por lo que las maquinas detectaras perdieron su utilidad, pasando a ocuparse de ello perros especializados que cumplieron su labor con mejores porcentajes que anteriormente se conseguían.



La gran cantidad de medallas al merito militar que fueron concedidas a las unidades caninas hablan por si solas de la satisfactoria labor que llevaron a cabo, siendo condecorados en multitud de ocasiones y habiendo muchísimos casos de heroísmo perruno podemos señalar a modo de ejemplo el caso de  “Chips” que entre sus muchas acciones de guerra destaca una que protagonizo en Sicilia cuando su pelotón de soldados americanos se encontraba inmovilizado por el fuego de un nido de ametralladoras alemán, Chips a pesar de no estar entrenado para ello salto del refugio escapando de la mano de su cuidador y guiado por su instinto de proteger a sus amos asalto la posición enemiga, resulto herido en su carrera pero a pesar de ello logró entrar en el nido de ametralladoras y aterrorizo a los soldados alemanes que ocupaban el mismo, cesando el fuego del arma, momento  que los americanos aprovecharon para llegar al lugar y encontrar a sus enemigos con la manos en alto rindiéndose a Chips, acción por la cual el canino recibió las medallas americanas del corazón púrpura y la estrella de plata.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com