Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 17 de noviembre de 2017

PROBLEMAS DIGESTIVOS EN LAS MASCOTAS





Cada vez vivimos en una sociedad donde los problemas digestivos en las personas son más frecuentes y están más diagnosticados, los alimentos “libres de gluten”, “sin lactosa”… marcan una realidad en la que la población es cada vez mas intolerante o alérgica a ciertos componentes, es una realidad que no se nos escapa al mundo veterinario y que cada vez se diagnostica mas en la clínica diaria, por eso en esta ocasión nos gustaría hablarles de un proceso que en muchas ocasiones observamos que cuesta entender o creer a los propietarios de mascotas diagnosticadas de Enfermedad Inflamatoria Intestinal, en adelante IBD, que si bien no tiene nada que ver con las enfermedades humanas el simil nos puede ayudar para su entendimiento.

 En la actualidad, la IBD se considera un proceso  inflamatorio crónico, de carácter idiopático que afecta a diferentes tramos del aparato digestivo. Concretamente, en el intestino delgado y, en función de la celularidad predominante en la lámina propia de la mucosa intestinal, se distinguen los siguientes tipos: enteritis linfoplasmocitaria, enteritis eosinofílica y enteritis granulomatosa. Esto de idiopático significa que no se conoce el origen del problema, es decir, no se sabe la causa que desencadena el síndrome aunque a día de hoy hay distintas teorías que fijan la etiología en una respuesta inmune exacerbada o incorrecta antes distintos elementos como puede ser la dieta, bacterias intestinal o incluso células del propio intestino.

El IBD se caracteriza por la presencia de signos clínicos muy variados, destacando entre ellos la diarrea. Cuando el tramo afectado es el intestino delgado, la diarrea es típica de este tramo, con heces muy voluminosas, el número de deposiciones suele ser normal o estar ligeramente aumentado. No suele observarse sangre ni moco en las heces. Suelen ser animales con aumento en los borborigmos intestinales y en la frecuencia de las flatulencias. Cuando el tramo afectado es el intestino grueso, suele haber sangre fresca y moco en las heces, con tenesmo, disquecia y urgencia en la defecación y con un aumento en el número de las deposiciones. Pese a que el signo clínico más sugerente de IBD es la diarrea crónica, en la especie felina, es muy habitual encontrar gatos con IBD en los que el signo clínico fundamental es el vómito y la pérdida de peso. En casos graves que presentan una enteropatía con pérdida de proteínas, se pueden detectar tanto ascitis (liquido libre en abdomen) como edemas periféricos, especialmente en extremidades.

El diagnostico es muchos casos es difícil de realidad necesitándose biopsias para llegar a la determinación exacta del problema, si bien otras pruebas (ecografías, radiografías…) pueden presumir la patología al combinarse con una buena anamnesis del individuo.

El tratamiento del IBD debe incluir un tratamiento médico y uno dietético. Éste último es tan importante como el primero y es, muchas veces, la causa de un fracaso terapéutico. El tratamiento dietético debe ir enfocado a la utilización de dietas de alta digestibilidad, muy bajo contenido en grasas o incluso dietas hipoalergénicas que en algunas ocasiones son suficientes por si mismas para controlar el proceso. Otros animales no mejoran solo con la alimentación por lo que el medico veterinario deberá prescribir distantes medicaciones cuya potencia, combinación de principios activos y duración del tratamiento variara en función de la gravedad del proceso.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com


jueves, 24 de agosto de 2017

LA LLEGADA DEL GATO A CASA

La opción de que sea un perro o un gato la mascota a introducir en nuestra casa depende de muchos factores desde preferencias personales, que ya hayamos tenido otro anteriormente, disponibilidad de tiempo y espacio, económicos,…  Pero siempre parece que un perro necesita más preparación y maduración para meterlo en nuestra vida.  Pero antes de la llegada de un gatito a nuestra casa hay una serie de aspectos que debemos preparar para que se sienta a gusto y se adapte y no provoque problemas en nuestro día a día.  Es mejor planificar estos aspectos y no dejarlos para la última hora.

Lo primero que es necesario elegir es el elemento de transporte del gato a casa.  Hay muchos  tipos de trasportines pero lo mejor es elegir uno que le sirva también cuando crezca y con buena ventilación.  Además debe ser cómodo para transportar y que sea de fácil limpieza y desinfección.  Es conveniente que sea un elemento común para el animal y que entre y salga de forma habitual y no lo identifique sólo para las salidas…. al veterinario.

Habrá que habilitar en la casa una zona segura para el principio sin que tenga objetos delicados o peligros.  En este habitáculo permanecerá al principio cuando no estemos nosotros y debe estar libre de peligros.  Dispondrá de una cama y será su zona de descanso.  También hay de muchas formas, materiales y colores pero debe ser lavable para poder mantenerla limpia.  Lo mejor es situarla en una zona tranquila fuera de las zonas de paso y de cables u objetos inestables.  Cuando lleve un tiempo en la casa es posible que busque otras zonas de descanso y las prefiera, pero podemos dejarle la inicial siempre que veamos que la usa. 

Otro de los aspectos más importantes para los gatos es preparar la zona de aseo.  Normalmente no suelen salir al exterior por lo que hay que va a necesitar una bandeja con arena.  También debe estar situada en una zona poco transitada y alejada del comedero y bebedero.  Debe ser lo suficiente cómoda y amplia para evitar que use zonas “alternativas”.  Deben recogerse los deshechos diariamente y cambiar la arena de forma regular. 

Los cuidados de limpieza y aseo del gato son bastante más sencillos que en el perro pero como mínimo deberemos disponer de un cepillo o carda y un cortaúñas.  Recordar que hay que habituar al animal desde muy pequeño para que no lo rechazar en el futuro cuando será muy complicado acostumbrarlo.  El gato tiene instinto de arañar para afilar sus uña y estirarse y dejar marcada su presencia en la casa.  Para evitar que lo haga en los muebles debemos enseñarle a utilizar un rascador.  Debe ser estable y suficientemente largo para que le apetezca estirarse.  Es mejor colocarlo que sus zonas más habituales o en donde arañaba alguno de los muebles e incluso rociarlo con feromonas.

Los comederos y bebederos deben ser estables y antivuelco y lo suficientemente grandes porque en ocasiones pueden servir para varios días.  El mejor material es acero inoxidable u otros materiales lavables.  El tipo de comida dependerá de la edad, el sexo y su estado fisiológico.  El veterinario o profesional nos podrá asesorar de la mejor opción. 

El gatito necesita hacer ejercicio y tener zonas de juego y entretenimiento.  Hay juguetes que llevan también rascadores.  Como es un cazador le gustan juguetes que estimulen su actitud de captura.  Hay de muchos tamaños y formas desde los que imitan a ratones a cañas con objetos con plumas.  También se sienten atraídos por juguetes que hacen ruidos al moverse o que tienen sonidos pero un simple papel en forma de bola puede también ser muy atractivos para el. Todos los objetos que se mueven rápidamente cuando los tocan les son atractivos.  Hay que evitar hacer estos estímulos con la mano directamente por el peligro de llevarnos un arañazo.  Para que no pierdan el interés es conveniente cambiarlos de vez en cuando.

Hay que evitar comportamientos peligrosos o inadecuados. Además de lo indicado anteriormente de arañazos o mordiscos es conveniente que no se acostumbre a trepar y saltar por los muebles.  Si lo hace habitualmente hay que despejarlos de objetos de valor o frágiles.  También hay que tener en cuenta que los gatos suelen ser bastantes nocturnos por lo que puede ser interesante “jugar” con ellos a última hora de la tarde para que esté tranquilo por la noche. 


La convivencia con nuestro gato harán que vayamos comprendiendo su comportamiento y costumbres y las adecuemos a nuestro ritmo de vida.  De esta forma el gato está más cómodo y  vinculado con nosotros que disfrutaremos con la presencia de este nuevo miembro en la familia.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com

sábado, 27 de mayo de 2017

CREENCIAS SOBRE LOS GATOS


La personalidad y el carácter de los gatos le han servido para tener personas a las que les encantan y otras a las que incluso les producen miedo o respeto.  A lo largo de la historia ha representado a divinidades pero también a la imagen misma del demonio.   Desde luego el gato no nos deja indiferentes a nadie.

Es muy posible que desde nuestros ancestros se haya considerado al gato como un ser especial por su apariencia y su carácter.  Aunque se trata de un animal tranquilo y bastante independiente tiene unas reacciones violentas cuando se siente atacado y pasa de sus caminares lentos y pausados a unos movimientos ágiles y rápidos.  También su mirada de gran observador y sus cambios de pupila hacen de el un animal que nos produce misterio y fascinación.

Ya los egipcios lo asociaban con la divinidad.  La diosa Bastet tenía cuerpo de mujer y cabeza de gato.  Era la diosa de la luna y el sol, de la maternidad y la feminidad.  Los gatos eran protegidos y venerados y estaba prohibido hacerles daños y especialmente matarlos siendo castigado hasta con pena de muerte.

Los romanos importaron esta divinidad de Egipto y de otras culturas de lugares que invadieron en la dominación romana y los consideraban como protectores de casas y hogares.  

En Escandilavia la divinidad Freya diosa de la fertilidad estaba asociada a los gatos y depositaban en los graneros recipientes con leche para los gatos para asegurar buenas cosechas.

En China está descrito el dios gato Li-Chou en el Libro de los Ritos para proporcionarles grandes cosechas.  En Malasia y Java los gatos eran el sujeto principal de la ceremonias para pedir buenas condiciones climáticas para las próximas cosechas para lo que los sumergían en agua durante la ceremonia.

Durante la Edad Media se asimilaba al gato con el demonio sobre todo si era de color negro y se le achacaban todos los males que ocurrían.

En Japón se creía que el gato era capaz de matar a una mujer para adoptar su forma e incluso chupar la sangre de otras personas.

En Centroeuropa cuando se perseguía a los herejes se atacaba a los gatos porque estos los veneraban e incluso los quemaban juntos.  Esta práctica se hacía en otros sitios de Europa quemando a los gatos vivos pensando que de esta forma protegían las ciudades que habían sufrido epidemias achacadas al Maligno a través de los gatos.

Aunque sin realizar estas prácticas tan salvajes si que se extendió en Europa una animadversión a los gatos durante muchos siglos considerando a las personas amantes de los gatos, especialmente a los negros, como brujos o adoradores del demonio.

La extensión de plagas de ratas y otros roedores hizo necesario mantener la población de los gatos para controlarlas y gano su buen hacer a la superstición.  Aumento el respeto hacia los gatos aunque algunas supersticiones no han desaparecido por completo.  Sigue extendida la superstición en muchas culturas que cruzarte con un gato negro trae mala suerte. También se han mantenido costumbres supersticiosas de utilizar partes del gato para conjuros para desear suerte o desgracia.  En algunos países europeos existía la tradición que si una doncella pisaba la cola de un gato tardaría en casarse. Y si en una ceremonia nupcial aparecían dos gatos significaba que ese matrimonio iba a durar poco tiempo.

Los marineros también han tenido supersticiones con los gatos que siembre formaban parte de la tripulación para controlar los roedores.  Se creía que si se arrojaba un gato negro por la borda se desencadenaría un gran tempestad.  Y también a falta de vientos se les encerraban en una olla de hierro para esperar los vientos.

A los largo de la historia se han utilizado algunas partes del cuerpo del gato como la piel, la cola o las garrar para elaborar pócimas y medios frente a diferentes males.  Los romanos utilizaban sus heces junto con otros productos para curar las ulceras de la piel.  El hígado de gato se utilizaba para tratar los cálculos urinarios y su grasa para curar la gota.  Con la cola de gato negro se curaban los ataques epilépticos.  La piel de los gatos se utilizaba para aliviar los dolores de las quemaduras y otros problemas de la piel o para curar los dolores de garganta. Con los ojos de los gatos se preparaban pociones mágicas para mejorar la agudeza visual.

Afortunadamente estas creencias y supervivencias que se practicaron no hace mucho van desapareciendo aunque desgraciadamente aún persisten en algunas culturas como en la medicina tradicional china con otras especies salvajes como los tigres o los rinocerontes.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com




sábado, 29 de octubre de 2016

INSEMINACION ARTIFICIAL EN PERRAS


 

El deseo de poseer animales de determinadas características o razas puras ha hecho que aumenten las solicitudes de inseminaciones artificiales en las clínicas veterinarias buscando un embarazo en aquellas hembras que en ocasiones no toleran la monta natural o por la dificultad de situar al mismo tiempo y lugar ambos canidos.

No es una técnica nueva, la primera inseminación veterinaria con semen fresco, la técnica mas frecuente, se hizo en una perra de raza Spaniel en 1780. Si bien en los últimos tiempos las técnicas han ido  evolucionando aumentando las ocasiones en las que se utiliza semen refrigerado, congelado o incluso muestras obtenidas de animales fallecidos recientemente.

Lo primera es localizar a la hembra y el macho que se quieren cruzar, estudiando sus historiales veterinarios con el objetivo de no perpetuar lesiones genéticas que puedan tener los padres o aconsejar distintas vacunas ante casos de abortos, malformaciones… Una vez hecho este sencillo pero importante paso hay que buscar el momento oportuno, este suele ser al final de la época de sangrado del ciclo cuando un profesional mediante un frotis vaginal puede localizar el momento ideal para el proceso, siendo clave para el éxito dicho momento pues dura pocas horas, entre 12-48 y hacerlo antes o después disminuye enormemente las probabilidades de éxito.

Tras localizar la fase del ciclo se pasa a la obtención del esperma del macho, este debe haber sido estimulado previamente, para ello es muy útil dejarle con la hembra aunque no se permita la monta natural, así aumentara la producción del mismo y con los medios suficientes de esterilidad y teniendo cuidado de no lastimar al macho el profesional lograra la muestra seminal que posteriormente será utilizada.

La muestra en los casos de inseminación en fresco, no requiere mas preparación que la de comprobar que todo esta en orden, viendo morfología y cantidad suficiente de espermatozoides para después mediante una sonda vaginal pasar a introducir la muestra en la hembra. Es este quizá el paso mas delicado pues hay que conocer la anatomía del animal muy bien para no herir las mucosas y generar problemas que pueden acabar incluso en el quirófano teniendo que extirpar alguna zona del aparato reproductor por piómetras, laceraciones… Estas precauciones debemos tenerlas de igual forma con la muestras congeladas o refrigeradas, cambiando solamente los protocolos de manejo de las mismas antes de aplicarlas.

Según el momento que se haya decidido para la inseminación, marcado por el frotis vaginal, se puede repetir el proceso a las 12, 24 o incluso 48 horas, teniendo mas probabilidad de éxito cuanto mas completo sea todo el proceso iniciado con la determinación del buen momento del ciclo de la hembra y pasando por la buena obtención y aplicación de la muestra del macho.


Esperamos haberles abierto la curiosidad para conocer este tema en el mundo animal, no duden en ponerse en contacto con su veterinario de confianza para solucionar las dudas y elaborar un protocolo adecuado a su caso si fuera de su interés, debiendo tener muchísimo cuidado de no hacerlo sin las medidas y conocimientos apropiados pues se pueden causar daños irrecuperables.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com

jueves, 29 de septiembre de 2016

EL OTOÑO Y NUESTRAS MASCOTAS





En otoño al ir disminuyendo las horas de luz diurna se producen cambios en la fisiología de los animales y esto afecta al comportamiento de las mascotas: entran en época de celo, hibernan o mudan el pelo.  Será  conveniente hacer una serie de adaptaciones en  el otoño con nuestras mascotas para que le afecten lo menos posible.  Toca prepararse para el frío y hacer un chequeo a tus mascotas para asegurarte de que todo está en orden. 

Tras acabar el verano las temperaturas empezarán a descender sobre todo en los horarios nocturnos aunque todavía pueden ser altas durante las horas centrales del día.  Aún pueden haber riesgos con las garrapatas, pulgas y mosquitos por lo que no debemos bajar la guardia y seguir poniendo sistemas de protección y hacer revisiones periódicas de su pelaje. 

La leishmaniosis y la filariariosis son  unas enfermedades provocadas por un mosquito que se da en las épocas estivales y ahora  en otoño será el momento de realizar análisis para su detección.

Otra enfermedad que puede afectar a tus mascotas es la Ehrlichiosis que es transmitida por las garrapatas. Si nuestra mascota ha tenido garrapatas o si presenta síntomas como fiebre, anemia, adelgazamiento, dolor al andar o cansancio es recomendable acudir al  veterinario a realizar un análisis para ver si el perro tiene  esta enfermedad.

También durante esta época nuestras mascotas se enfrían pudiendo presentar síntomas parecidos a los catarros de las personas o traqueobronquitis o tos de las perreras.  Es una enfermedad muy contagiosa y los perros muestran síntomas respiratorios con tos continua. Para evitarlo es conveniente vacunarlo contra el virus de la parainfluenza.

En otoño y primavera son los meses en los que se produce la caída de pelo por la “muda” en nuestras mascotas. Los perros y gatos suelen vestirse de un manto de pelo más fino en verano y más grueso en invierno  para protegerse del frio.  Es importante cepillar frecuentemente a las mascotas, para eliminar el pelo muerto y evitar  que tu perro o gato ingiera bolas de pelo que afecten a su sistema digestivo . Hay que escoger un cepillo adecuado al pelaje de cada animal y realizar cepillados cortos y firmes en la dirección del pelo.

Otro comportamiento que suele aparecer en otoño en nuestras mascotas es el celo. Las perras suelen tener el celo en los inicios de la primavera y el otoño. Las gatas por el contrario tienen varios celos durante el año, sobre todo, en las épocas más luminosas. Sin embargo, también la domesticación han cambiado en ocasiones estos comportamientos. Para prevenir camadas o manifestaciones “no deseables” de celo como marcar territorio o peleas o escapadas lo mejor será  la esterilización de nuestras mascotas de formas definitiva o temporal.


El otoño es una época ideal para retomar la actividad física del animal. Puede ser que en verano debido a las vacaciones o fiestas o por el calor excesivo de algunos días lo hayamos dejado un poco olvidado.  Es bueno hacerlo de manera progresiva y procurando que tampoco pase frío ni grandes cambios de temperatura, ni se moje con charcos o con la lluvia.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 
urgencias: 608 03 81 29    
http://centroveterinariolosolivos.com