PECES DEL CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS

viernes, 24 de abril de 2015

EL BAÑO DEL PERRO


La hora del baño puede ser  una de las experiencias más temidas por los perros.... y sus amos.  El baño de la mascota no tiene por qué convertirse en una tarea pesada para el propietario y en una causa de ansiedad para el perro, sino que la higiene regular debe formar parte de su rutina cotidiana y constituir una fase más de su educación y de la convivencia en el hogar. Con unas sencillas pautas evitarás  los inconvenientes y se convertirá en un momento agradable.

ANTES DEL BAÑO

Hay que buscar un buen sitio para bañar al perro, en el cual éste se sienta cómodo  y pueda ser manejado con facilidad. Debemos de disponer de tiempo suficiente ya que el proceso puede no ser rápido.  Es importante tener todo lo previsto para el baño a mano ya que nunca debemos dejarlo solo en la bañera.  También es interesante poner una alfombrilla o toalla en el suelo de la bañera para evitar tanto que se resbale como que la raye con sus uñas.

Tendremos los champús y acondicionadores necesarios y dos toallas, ya que la primera se empapará enseguida  y con la segunda eliminaremos más cantidad de humedad antes de secarlo con el secador. Intentaremos evitar objetos cerca de la bañera para que no se caigan al hacer las maniobras de meterlo o sacarlo de la bañera, sobre todo si el perro es de gran tamaño.

En el cuarto de baño no debe hacer frío y el perro no debe estar expuesto a corrientes de aire.

A BAÑAR TOCA

Meteremos al  perro  en la bañera sin brusquedad sobre todos las primeras veces y    primero lo mojaremos bien con agua templada, para que el perro esté confortable.  Hay que tener en cuenta que la temperatura corporal de los perros es unos dos grados superior a la nuestra por lo que aunque nos parezca un poco caliente él lo agradecerá.  No es conveniente llenar la bañera de agua y solo cubriremos un poco las patas o hasta el cuerpo según el tamaño ya que con mucha  agua el manejo es mas complicado. Asimismo, la presión del aguadebe ser lo más constante posible y   no ponerla demasiado fuerte porque podemos asustar a nuestra mascota.  Seleccione una correa y un collar para poder controlar al perro, y mantener seguros tanto a usted como a su mascota durante el baño. La correa y el collar se van a mojar, por lo que debe elegir un material que no destiña y se pueda mojar sin problemas como por ejemplo el nylon.

Aplicaremos el champú, preferiblemente en la mano y lo distribuiremos por todo el cuerpo.   No es conveniente aplicarlo directamente con el bote de champú  porque lo haremos fundamentalmente sobre el lomo que no suele ser la zona con mas suciedad.  En ocasiones si el champú es muy espeso lo podemos diluir con un poco de agua para distribuirlo mejor.    Si está muy sucio hay que  dejar el champú un rato actuando y frotar bien las patas que suele ser donde más suciedad se acumula.  Luego se aclarara con agua abundante y templada y removiendo el pelo para eliminar todos los restos de jabón. 
La cabeza se deja para el final porque es una de las zonas que menos le gusta que se la mojemos  y no colaborará demasiado.  Hay que evitar que le entre agua y menos champú en  los ojos, oídos, nariz o boca.  Para eso y como suele ser una zona que no es muy sucia no es necesario aplicar mucho jabón y se enjuaga rápidamente.

Es importarte tener claro que hay que utilizar siempre champú para perros y no de personas y muchos menos otros limpiadores como lavavajillas.  Los champús están adaptados específicamente a ellos y existen incluso especiales según el color y tipo de pelo por su largura, grosos y densidad.  Pretendemos quitar la suciedad del perro pero intentando mantener su grasa natural que le dará brillo y sedosidad. Los acondicionadores para mascotas son muy útiles para desenredar el pelo y hacer mucho más sencillo su peinado, sobre todo si el animal tiene pelos muy largos.

Hay que asegurarse que esté bien enjuagado y que se ha eliminado completamente el jabón para evitar molestias e irritaciones cutáneas. Muchos perros tienen la costumbre de sacudirse cuando se encuentran empapados.  Mueven el cuerpo girándolo para sacudirse el agua con la fuerza centrifuga.  Eso hará que mojen todo los que se encuentra a su alrededor, incluso a nosotros.  Si sujetamos ligeramente la cabeza o si ponemos la toalla en su lomo, tranquilizándolo con nuestra voz conseguiremos que no lo haga.  

La fase del secado suele ser mejor tolerada por los perros.  Les gusta que frotemos su pelaje con la toalla.  Si pasamos al secador hay que tener precaución que el ruido que hace no le asuste y que no lo quememos con excesivo calor.


Una vez  que ya esté limpio, podemos hacer un repaso de su pelo, uñas y oídos que deben ser regularmente cuidados y limpiados para mantenerlos sano.    Debemos cepillar el pelo  y desenredar bien los nudos.  Al mojar al perro sus uñas se habrán reblandecido y es el momento de cortarlas.  Si son claras se puede ver bien a contraluz hasta donde llega la zona vascularizada.  Es un poco más complicado en las uñas oscuras.  El veterinario nos puede enseñar la forma de hacerlo correctamente.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 Fax: 974226250
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 Fax: 974244236
urgencias: 608 03 81 29    
http://veterinariolosolivos.huescaempresas.es

viernes, 10 de abril de 2015

¿EDUCAR A UN GATO?

fotografía: Dominique Leyva

Nuestra respuesta inmediata sería “imposible”, aunque no es realmente así es difícil pero si se puede educar a los gatos.


Lo primero que tenemos que hacer es tener muy claro que un gato no es un perro y su comportamiento es totalmente diferente. Otro aspecto importante de la psicología gatuna es que se trata de un animal solitario.


Siempre hemos estados mas acostumbrados a establecer relaciones con los perros y nos resulta más fácil porque su comportamiento social es como el nuestro basado en las relaciones y las jerarquías.  Los perros cuando viven en grupo establecen una jerarquía en la que dominará el líder que es el individuo más fuerte o más inteligente.  El gato proviene del Felix  lybica un gato salvaje norteafricano que como casi todos los felinos es solitario y muy territorial.  Casi todas las especies felinas excepto los leones tienen estos comportamientos.  


Cuando los gatos coinciden en grupo no hay un líder nato.  Los habrá mas dominantes o mas sumisos y compartirán un territorio o la comida.


En nuestra relación con los gatos no consideran como otro más en su territorio pero no como sus dueños jerárquicos.  Por eso no entienden el castigo como una forma de su comportamiento natural ni se les puede tratar con autoridad porque no lo entienden.  El gato se acostumbrará a vivir en nuestra compañía.  Sabrá que le damos comida y bebida y alguna caricia pero en ningún momento se someterá a la sumisión de la domesticación.  


Su socialización con las personas no es de premio-castigo sino de interacción.  Por eso a nuestros gatos les debemos hacer caso, hablarles acariciarlos, jugar, …  Les encantan los refuerzos positivos: darles cosas que les gustan cuando estamos contentos con su actitud o cuando juegan e interaccionan con nosotros.  


También les encanta jugar con plumas, cuerdas, pelotitas, muñecos que se mueven,…


En el caso de los gatos tímidos, hay que hacerles superar esa timidez o desconfianza hablándoles con suavidad para conseguir que se acerquen y acariciarles.


Es difícil que los gatos entiendan el castigo.  Los gritos o pegarles solo conseguirán asustarlos y aumentar esas conductas que queremos evitar.  Hay que intentar llamar su atención y que vean que son cosas que nos molestan.  Cuando arañan cosas que no deben o se hacen pis fuera de su arena podemos utilizar un golpe seco como una palmada o una llamada de atención para que vean que nos hemos dado cuenta e indicarle un “no” rotundo para que vean que es una cosa que no es de nuestro agrado.  Cuando queremos que se percate más de nuestro enfado le podemos pulverizar en la cara con un spray con agua, pues no le gusta nada y le disuadirán de hacer cosas que no nos gustan sin apenas estresalos.

Las claves para enseñarle al gato son la paciencia y seducirlo con cosas que le gusten.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 Fax: 974226250
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 Fax: 974244236
urgencias: 608 03 81 29    
http://veterinariolosolivos.huescaempresas.es

sábado, 4 de abril de 2015

PULGAS GARRAPATAS Y MOSQUITOS

fotografía: Dominique Leyva

Como todos los años al llegar la primavera os vamos a recordar antes de que sea tarde la importancia que tiene el control de los parásitos externos en nuestros animales de compañía ya que pueden ser vectores de transmisión de enfermedades muy graves para ellos.

Los principales parásitos externos que van a afectar a nuestras mascotas en estas fechas y los próximos 6 meses son las pulgas, las garrapatas y los mosquitos. Si bien es cierto que en los últimos años hemos visto que las pulgas no nos han abandonado durante todo el año, lo que esta haciendo que cambiemos nuestras estrategias de prevención, y en vez de aplicarlas durante los meses de primavera y verano, ahora es necesaria una prevención frente a pulgas también en la época invernal.

Todos los animales pueden ser infestados por estos parásitos incluidos las mascotas que habitan en las ciudades, aunque son los animales que viven en ambientes rurales los que tienen una mayor probabilidad de parasitarse. Hay que tener en cuenta que una ciudad como Huesca debería considerarse como ambiente rural por la gran cantidad de zonas verdes que tenemos y que zonas tan habituales de paseo cercanas como Salas, Loreto, o las fuentes de Marcelo son zonas en las que pueden habitar estos parásitos.

Los propietarios de mascotas se deben concienciar, de utilizar los medios necesarios para que nuestra mascota no contraiga ningún parásito externo que pueda derivar en una enfermedad futura. Son muchas las personas que llegan a las clínicas veterinarias, o tiendas especializadas a pedir “algo” para las pulgas o las garrapatas, una vez que su mascota ya las ha contraído, en estos casos el producto que adquiera actuará de una forma rapidísima eliminando los parásitos en cuestión de horas, pero puede ser ya demasiado tarde puesto que dichos parásitos pueden haberle transmitido a su mascota alguna grave enfermedad.

Es muy importante empezar a prevenir sobre todo en lo referente a garrapatas, ahora que es cuando no han empezado aun a aparecer, aunque alguna en consulta ya hemos visto alguna. Otros años incluso, el pasado por ejemplo comenzaron a infestarse los perros antes de la primera quincena de Marzo.

Hay una gran cantidad de productos para la prevención de ectoparásitos, además pueden llegar a tener formas de aplicación muy distintas. Entre ellos destacan: los collares antiparasitarios que es la presentación más antigua, los esprays, las pipetas spot on que se van eliminando poco a poco una vez absorbidas, inyecciones e incluso comprimidos que se administraran vía oral.
 Mención especial merece esta última presentación pues comenzaron a aparecer el año pasado dando muy buenos resultados en las mascotas que se usaron, además están especialmente aconsejadas en hogares donde la mascota cohabite con niños, pues así no habrá peligro de que estos toquen el producto y puedan intoxicarse.

No conviene escatimar en el precio de los productos pues normalmente es directamente proporcional el precio del antiparásito y su efectividad.
Estos productos actúan de forma muy variada frente a los parásitos externos algunos actúan como repelentes, otros actúan sobre el sistema nervioso del parasito evitando que se fijen al animal y otros son capaces de actuar frente al parasito adulto, sus formas larvarias e incluso son capaces de eliminar los huevos de las mismas siendo estos muy eficaces para actuar en zonas donde pueda haber un foco de infección.
El tiempo de renovación de estos productos va a variar en función del modo de presentación y sus principios activos; por norma general las pipetas spot on deben renovarse mensualmente, mientras que los collares antiparasitarios tienen una duración mayor, hasta 8 meses algunas marcas comerciales. Los comprimidos vía oral suelen variar también los hay que requieren tomas mensuales y hay otros que solo necesitan administrarse de forma trimestral. Será vuestro veterinario el que os recomiende unos productos u otros en función de las características del animal.

Las principales enfermedades que pueden transmitir los parásitos externos son:

Erlichiosis y babesiosis en el caso de las garrapatas, estas enfermedades son muy peligrosas, ya que provocan la destrucción de glóbulos rojos y plaquetas además de otras alteraciones que pueden llegar a causar la muerte del animal.

Leishmaniosis y Filariosis, que decir que no hayamos explicado ya de estas dos gravísimas enfermedades transmitidas por dos tipos diferentes de mosquitos, debido a su extrema gravedad y su alta importancia hablaremos de ellas como hacemos todos los años en artículos futuros.

Las pulgas pueden ser capaces de provocar en nuestras mascotas reacciones alérgicas muy pruriginosas que pueden desembocar en graves cuadros de dermatitis. Tambien pueden transmitir parásitos internos.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 Fax: 974226250
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 Fax: 974244236
urgencias: 608 03 81 29    
http://veterinariolosolivos.huescaempresas.es


jueves, 26 de marzo de 2015

EL COCHE, ESE MONSTRUO MECANICO




fotografia: Dominique Leyva

Hoy nos gustaría hablar sobre la relación de nuestros perros con el tan necesario  automóvil. En la clínica diaria muchos propietarios nos comentan angustiados los problemas y quebraderos de cabeza que les da el simple hecho de planificar un viaje, para intentar ayudar a estos, a continuación daremos unos consejos para intentar disminuir las malas experiencias:

-. Lo primero es convertir el coche en un “amigo habitual” del animal, para ello comenzaremos colocando diversos objetos que el perro considere como suyos dentro del coche y facilitaremos en lo posible la entrada y salida del auto animándole con juegos y premios.

-. Una vez conseguido que la mascota lo considere como una parte más de su hogar habitual comenzaremos a familiarizarle con la vibración propia del motor. Para ello arrancaremos y quedando quietos repetiremos los juegos y premios que permiten al animal entrar y salir con total libertad.

Tras estos dos trucos podremos observar que al animal no le supone ningún trauma subir a ese “cacharro” que huele raro y tiembla, estando entonces preparado para continuar en el proceso de aprendizaje. Advertir en este momento, que algunos animales, especialmente los que hayan tenido experiencia anteriores negativas, pueden negarse en redondo a subir o incluso marearse y vomitar estando el coche arrancado y quieto, ante ello nos inclinaremos por ser pacientes o por aplicar de forma algo más “brusca” el siguiente consejo.

-. Tenemos que conseguir que el vehículo se convierta en el medio para llegar a algo que a nuestro amigo le haga disfrutar, el ejemplo mas sencillo y fácil de utilizar es comenzar a dar los paseos al parque, río, montaña… yendo en coche, así el perro considera que después de subirse y que el auto se mueva se llega a un lugar donde disfruta y lo pasa bien por lo que habremos convertido una relación en principio inocua e incluso negativa en un  refuerzo positivo que es interpretado como el “chollo” que le trasporta a un lugar de ocio, no siendo para nada difícil conseguir que un brinco se suba y mire por la ventanilla ilusionado.

-. Finalmente no debemos olvidar que los perros en los viajes son como los crios, tenemos que preparar el ambiente antes de su entrada, no debiéndoles hacer entrar habiendo mucho calor o haciéndoles subir y bajar en repetidas ocasiones, ademas  necesitan paradas frecuentes en trayectos largos, siendo el máximo recomendado de cerca de 2 horas cuando se circula por una carretera en buen estado (autovía, nacional sin mucha curva...) y de hora y media cuando se hace por otras vías. En dicha parada debemos ofrecer al animal agua en pequeñas cantidades y un pequeño paseo para no convertir el trayecto en un trauma inacabable.


Utilizando estos trucos en la mayoría de los casos la relación perro-coche gozara de buena salud, claro esta, cuanto antes empiecen a subirse a un auto mejor será la aclimatación pero no debemos desistir con los animales de cierta edad, pues si bien es cierto que tardan mas en aprender lo acaban haciendo si la paciencia del dueño no se agota antes.

Existen algunos “rebeldes” que por el motivo que sea (traumas, problemas de asociación, miedo en general…) nunca acaban de llevarlo bien y jamás será para ellos una experiencia buena o neutra, en estos casos extremos y cuando ya no queda mas remedio existen compuestos medicamentosos en su clínica veterinaria habitual que modificando la dosis tienen un efecto desde antiemético hasta sedante, según busquemos que el sujeto simplemente no nos vomite o queramos “atontarle-dormirle” para que el viaje sea para el menos duro.

Señalar en ultimo lugar la obligatoriedad de impedir que al animal tenga acceso al conductor en todo momento, para evitar este peligro y cumplir con las leyes existen diversos métodos como redes, verjas metálicas, fijación para cinturón de seguridad, transportin… de los cuales nos informan en nuestro veterinario de confianza.

Ya solo nos queda animarles a que con la llegada del buen tiempo hagamos todas esas escapadas que durante el invierno planeábamos con su animal de compañía no temiendo a las consecuencias del viaje en automóvil para poder disfrutar del destino que elijamos.


Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 Fax: 974226250
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 Fax: 974244236
urgencias: 608 03 81 29    
http://veterinariolosolivos.huescaempresas.es


martes, 10 de marzo de 2015

CUANDO EL SISTEMA INMUNE SE VUELVE LOCO




Hay una serie de enfermedades que tienen lugar cuando el sistema inmunitario de nuestras mascotas no actúa de una forma correcta y en vez de ser el encargado de proteger al cuerpo lo ataca ya que lo reconoce como extraño. Este tipo de patologías son muy difíciles de abordar por parte de los veterinarios ya que son muy poco conocidas y los fármacos que se tiene que utilizar destruyen la respuesta inmune lo cual predispone al animal a padecer enfermedades infecciosas. Aunque no  todas las enfermedades autoinmunes son raras y peligrosas, hay una muy común que afecta tanto a animales como personas, que son las alergias.

En primer lugar os vamos a explicar brevemente en que consiste y como funciona el sistema inmune en los mamíferos.

El sistema inmune constituye un elemento esencial para la supervivencia, sin el moriríamos de infecciones irremediablemente, lo constituyen células y moléculas que se mantienen en continua vigilancia ante los organismos infecciosos y reconocen una variedad casi ilimitada de células y sustancias distinguiéndolas del propio cuerpo.

La respuesta inmune puede ser de dos tipos: innata y adquirida, la primera actúa como primera línea de defensa frente a agentes infecciosos, y la segunda es la que se activa cuando la inmunidad innata se encuentra sobrepasada, entonces se genera una reacción especifica para cada agente extraño, que normalmente sirve para erradicarlo, se dice que la inmunidad adquirida es especifica y tiene memoria.

Además la inmunidad adquirida puede ser de varios tipos:

Celular si esta mediada por células, donde nos encontramos a los fagocitos y a los linfocitos
Humoral si esta mediada por moléculas especificas para el antígeno denominadas anticuerpos que son generados por los linfocitos B, las inmunoglobulinas y el sistema de complemento.

Las enfermedades inmunomediadas son aquellas en las que el sistema inmune no es capaz de reconocer como propias determinadas células de su propio organismo y las ataca, estas celulas pueden ser cualquiera, celulas oculares, intestinales glóbulos rojos, etc. en función de las celulas que ataque darán lugar a unas u otras patologías.

Las enfermedades inmunomediadas se pueden clasificar en cuatro grandes grupos:

Reacciones de tipo I

Son las reacciones de anafilaxis, Consisten en una manifestación de carácter aguda de la interacción de un antigeno que se denomina alergeno con inmunoglobulinas ligadas a una serie de células (mastocitos y basofilos). Estas reacciones hacen que las celulas liberen una serie de sustancias como la histamina, leucotrienos entre otros que provocan una vasodilatación y un aumento de la permeabilidad vascular y contracción de la musculatura lisa.

Reacciones de tipo II

Son reacciones citotóxicas mediadas por anticuerpos, tienen lugar cuando los anticuerpos se unen a antigenos de la superficie de las celulas, se activa el sistema de complemento y se produce la destrucción celular

Reacciones tipo III

Tienen lugar al desarrollarse complejos antigeno - anticuerpo, sobre el endotelio vascular generando una reacción inflamatoria que provoca daños a nivel de los vasos sanguíneos, las zonas que mas suelen verse afectadas son la piel, los riñones, pulmones cerebro y articulaciones.

Reacciones tipo IV

Se producen cuando los linfocitos T respondes a antigenos extraños liberan unas sustancias que se llaman citoquinas y atraen a celulas fagocitarias.

En la actualidad se ha estudiado que algunas reacciones autoinmunes pueden ser inducidas por virus, como ocurre con el lupus que parece estar implicada una infección por un retrovirus.

Entre las diferentes enfermedades que son consideradas autoinmunes, las que con más frecuencia vemos en la practica clínica diaria, son enfermedades  de la piel como el pénfigo o lupus, enfermedades digestivas como las enteritis linfoplamocitica, enfermedades que afectan a las celulas sanguíneas como la anemia hemolítica inmunomediada y enfermedades oculares como la queratitis inmunomediada del pastor alemán o Pannus.

Para el tratamiento de estas enfermedades se suelen usar fármacos de por vida que hacen que se regule  el sistema inmune son fármacos inmunosupresores, entre los que destacan los corticoides y la ciclosporina.

Para mas información pregunta a tu veterinario

Nos puedes localizar en:

CENTRO VETERINARIO LOS OLIVOS DE HUESCA
Calle Teruel, nº 37 HUESCA                        Tlfno: 974226250 Fax: 974226250
Paseo Lucas Mallada, nº 54 HUESCA          Tlfno: 974244236 Fax: 974244236
urgencias: 608 03 81 29    
http://veterinariolosolivos.huescaempresas.es